Las Aventuras de Mortadelo y Filemón

Solo para novos clientes | Contenido Comercial | +18

Mortadelo y Filemón forman parte de la historia del cómic español. Estos entrañables personajes han entretenido a varias generaciones con sus divertidas historias como espías de la T.I.A. Volviendo atrás en el tiempo, su primera viñeta se publicó en el año 1958, y han continuado creándose nuevos contenidos alrededor de los personajes hasta el día de hoy. Su autor, Francisco Ibáñez, trabajó en un banco hasta que se decidió por su verdadera vocación, pasando a trabajar para la editorial Bruguera. No obstante, se sabe que algunas de las viñetas han sido creadas por colaboradores de la editorial que no firmaban dichas historietas. Se puede distinguir en las historias una etapa más clásica en la que las situaciones eran atemporales, y otra más actual en la que se comienzan a introducir detalles que las sitúan en los momentos históricos más importantes.

Si eres fan de la saga, probablemente conocerás a todos sus personajes, o al menos a los más representativos. Los protagonistas son los dos agentes de la T.I.A., Mortadelo y Filemón, pero también son recurrentes El Súper, su gruñón jefazo, Ofelia la secretaria, o el accidentado científico Profesor Bacterio. Aparecen de vez en cuando algunos personajes que tienen sus propios cómics, como Rompetechos, que crea graciosas situaciones con su escasa visión, o el bloque de pisos 13, rue del Percebe.

picture

Dentro de los cómics que relatan las aventuras de Mortadelo y Filemón podemos ver algunas cosas que los hacen especiales y los han convertido en grandes clásicos. Seguro que has intentado recopilar todos y cada uno de los disfraces de Mortadelo, el mejor agente del camuflaje en cualquier situación. Dentro de las viñetas también es habitual buscar pequeños guiños creativos en el contexto, que el autor añadía para darle un toque incluso más humorístico. Desde señales inverosímiles a una berenjena en una maceta o situaciones que se invierten, como la del ratón persiguiendo al gato. Con esto hacen que nos centremos en cada pequeño detalle que pueda aparecer en las viñetas, además de seguir el curso de la historia. Por otro lado, los personajes tienen graciosos nombres que hacen referencia a sus condiciones, como por ejemplo que un hombre fornido se denomine ‘Bestiájez’. Las historietas suelen relatar cómo Mortadelo y Filemón deben resolver una peligrosa misión, en donde Mortadelo acaba metiendo la pata y es Filemón el que paga las consecuencias. El Profesor Bacterio crea inventos con la intención de ayudarlos pero siempre acaban sucediendo efectos inesperados que lo complican todo, llevando a los personajes a situaciones hilarantes. Es habitual cómo salen con algunos chichones o rasguños de atropellos, caídas de varios pisos y grandes accidentes o explosiones.

Los cómics de las aventuras de Mortadelo y Filemón se han convertido en clásicos que todavía en la actualidad siguen sorprendiéndonos, en gran parte por su gran capacidad de adaptación a los tiempos. Los agentes han ido evolucionando con la historia, y podemos ver cómo se introducen muchos personajes que tienen que ver con los momentos políticos o con las modas vigentes, por lo que es casi seguro que sus cómics seguirán acompañándonos durante las siguientes generaciones.